916 887 399

Comercial Turé. Maquinaria de Hostelería

Microondas

Su sistema de funcionamiento consiste en la emisión de ondas electromagnéticas en frecuencia de microondas. Los alimentos se calientan por agitación molecular, que es producida por las microondas.

No se pueden calentar los alimentos que no contienen agua u otro líquido polar. Por este motivo, un plato vacío no se calienta. Por lo tanto tenemos que incorporar agua para calentar los alimentos secos. El calor fluye de afuera hacia adentro del alimento. Los líquidos que están en recipiente hermético no deben colocarse en el horno, pues podrían estallar por la acumulación de vapor.

 Los microondas tienen una serie de ventajas frente a otro tipo de maquinaria convencional, como son la rapidez, limpieza, ahorro energético, reducción costes, etc.

Otra ventaja es que se puede indicar tanto el tiempo como la intensidad de la cocción. Esto es muy importante porque así a cada alimento le calentaremos el tiempo que necesita, porque, por ejemplo, no necesita el mismo tiempo la carne que un plato de sopa. Además una utilización adecuada de los microondas en los alimentos reduce el deterioro de sus componentes e incrementa sus características organolépticas.

Otra de las ventajas que nos gustaría destacar es que como el microondas calienta los alimentos en poco tiempo y sin que sea necesario que se sumerjan en abundante agua, se produce una menor pérdida de nutrientes.

 El horno microondas se utiliza muy a menudo en los restaurantes para calentar comida ya preparada previamente. Los microondas son aparatos indispensables en los restaurantes, los recipientes más adecuados para cocinar en un microondas son las fuentes y recipientes de vidrio, y cerámica para hornos. Para la limpieza del aparato debemos desconectar el aparato, retirar el plato y el aro giratorio que lo sostiene. Se realiza con un paño mojado en algún producto anti-grasa que no sea abrasivo.

 Los microondas industriales son muy distintos a los domésticos, estos últimos están pensados para que se utilicen un número de veces reducido durante el día, mientras que los industriales han sido diseñados para que sean utilizados hasta 200 veces al día, por tanto su mecanismo de funcionamiento está orientado a su durabilidad y soportar muchos usos diarios. Es un error adquirir para un restaurante o cualquier otro establecimiento hostelero un horno doméstico, porque va a durar muy poco tiempo.

1 Artículo(s)

por página

1 Artículo(s)

por página